La deglución atípica es un problema relacionado con nuestra manera de tragar. La repetición de movimientos incorrectos a la hora de deglutir alimentos, acaba  causando malformaciones en nuestros dientes, mandíbula, paladar, encías, labios y lengua.

¿En qué consiste la deglución atípica?

En algunos casos, el paciente empuja los dientes incisivos superiores o inferiores con la lengua, causando malposiciones. En otras, la distancia entre el maxilar superior e inferior es muy grande por lo que no se cierran los labios correctamente mientras se traga.

 

 

 

Problemas más comunes

Debido a la continua presión de la lengua, los pacientes con deglución atípica presentan problemas de mordida abierta, diastemas (espacios interdentales), malposiciones dentarias, etc. Además, puede causar otros problemas:

  • Alteraciones del habla.
  • Dificultad para tragar ciertos alimentos, sobre todo alimentos sólidos. Uno de los síntomas prematuros de deglución atípica pueden ser niños que “no comen bien”.
  • Respiración bucal. Recuerda que la forma natural de respirar es a través de la nariz, pero algunos niños lo hacen por la boca.  Esto puede dar lugar a malformaciones, infecciones respiratorias recurrentes, problemas dentales por falta de saliva, etc.

Causas y sintomatología

Las causas de la deglución atípica son muy variadas. El uso prolongado de biberón o chupete, así como la succión de dedos son unas de las causas más comunes. Otras causas funcionales son las dietas blancas, morderse las uñas, etc. La hipotonía orofacial, que es la falta de fuerza muscular en mejillas, labios y lengua, es una causa que además se ve agravada por este problema.

Se puede dar un diagnóstico de este tipo de deglución a partir de los seis años. La rehabilitación, cuanto más pronto, más eficaz. Por eso es muy importante cuidar de la salud oral desde la infancia, acudiendo a revisiones dentales.

¿Cómo se trata la deglución atípica?

El tratamiento debe de ser multidisciplinar. Nuestra tarea es corregir sus efectos y mejorar y devolver la funcionalidad a la mandíbula. Se recomienda un tratamiento conjunto con un logopeda para corregir la forma de tragar y la fonación y para la rehabilitación muscular de lengua y mejillas.

¿Quieres más información sobre el tratamiento? ¡Consulta a nuestros expertos!