Injerto de encía

Vuelve a mantener tus dientes protegidos

Injertos de encía

En ocasiones se produce la retracción de las encías descubiertas, por malposiciones dentarias, problemas de encía… produciendo sensibilidad dental y exponiendo el diente y su sujeción. Las encías no se regeneran por sí mismas.

Saber cómo usar el cepillo de dientes es fundamental porque muchos pacientes destrozan sus encías haciendo mal uso del mismo.

¿Cómo se realiza un injerto de encía?

Limpieza profunda

Antes de comenzar se debe preparar el diente donde se hará la intervención, limpiando la superficie radicular (raíz del diente). Después se realizarán las incisiones sobre el tejido circundante.

Extraemos el tejido

El injerto se recolecta del paladar. Se hace mediante una ventana con una sola incisión lineal.

Finalizar la intervención

Saturamos el injerto en el diente o dientes que lo necesitan para evitar la retracción de encía.

Pronóstico del injerto de encía

Pese a lo aparatoso que a primera vista pueda resultar es una intervención sencilla y con buen pronóstico, dado que además la cicatrización en la boca suele ser rápida gracias a la saliva. Durante los días siguientes a la intervención podemos tener ciertas molestias.

Cualquier cirugía que solo afecta al tejido blando no suele ser dolorosa.

Entre 4 y 15 días habrá cicatrizado y entre 4 y 6 semanas podemos considerar que ese tejido ha madurado por completo.

¿Sientes molestias en tu boca?

Otros tratamientos

DE PERIODONCIA

Razones para elegirnos

Pide cita ahora