Extracción de cordales incluidos

Extracción de las muelas de juicio

Extracción de cordales incluidos y muelas de juicio

La extracción de las muelas de juicio es una intervención mínimamente invasiva y casi indolora. Se realiza con anestesia local. Existen diferentes razones para tener que extraer los cordales:

¿Por qué se suelen quitar los cordales?

Normalmente existen dos razones principales: Que estén creciendo de forma inadecuada. Si el cordal está creciendo en horizontal y no es capaz de erupcionar, puede derivar en un proceso inflamatorio e infeccioso. La otra causa es la falta de espacio. Si los cordales no tienen espacio dentro de la arcada, van a tender a empujar al resto de dientes, produciendo apiñamiento dentario.

Posibles síntomas de problemas en los cordales

  • Encías enrojecidas o hinchadas.
  • Encías sensibles o sangrantes.
  • Dolor en la mandíbula.
  • Hinchazón alrededor de la mandíbula.
  • Mal aliento.
  • Un sabor desagradable en la boca.
  • Dificultad para abrir la boca.

Postoperatorio de una cirugía de cordales.

Durante las primeras 24 horas de cicatrización tras la realización de la extracción del cordal:

  • Para que el sangrado cese deberás hacer una compresión fuerte en la zona de la intervención o de la extracción mordiendo fuertemente una gasa por una hora aproximadamente. Se repetirá la compresión, si esta fuera necesaria, hasta que no haya sangrado.
  • No deberás enjuagar ni escupir.
  • No debes hacer ejercicio después de la extracción de los cordales.
  • No cepilles la herida.
  • Todos los alimentos y bebidas que tomes deberán ser a temperatura ambiente o fríos.
  • Deberás seguir la pauta farmacológica prescrita por el dentista o cirujano oral.
  • No fumes. Si tienes este hábito no deberás fumar ya que ello podrá no solo retrasar el proceso de cicatrización sino que provocar un proceso infeccioso en la zona de la extracción o cirugía.

¿Sientes molestias en tu boca?

Otros tratamientos

DE CIRUGÍA ORAL

Razones para elegirnos

Pide cita ahora